¡Quiero una boda Boho chic!

Raquel

03 jul., 2017

Licenciada en Farmacia por la UCM. Paisajista y Capataz de Jardinería, además de enamorada de la decoración floral, está especializada en decoración de eventos y grandes espacios.

Seguro que eras de las que antes ni te planteabas una boda. ''Uf...¿Yo el centro de atención?'' ''Qué verguenza'' Pero, y si te dijésemos que hoy en día puedes tener la boda perfecta sin recurrir a signos convencionales tales como cientos de invitados, una iglesia abarrotada de gente mirándote y un banquete de lo más formal y previsible? Seguro que te va apeteciendo un poco más.

Si además, elegimos el estilo perfecto para novias como tú: desenfadadas, valientes pero tímidas, románticas y apasionadas y que aman la naturaleza, el mar y el verano... ¡voilá! lo tenemos: mereces una boda boho chic, o lo que es lo mismo: una boda hippie pero con clase.

¿Qué NO es una boda boho chic?

...No es una boda 'al uso', como las de antes. De esas en las que parece que es difícil sorprender.

...No es una boda aburrida, al revés: todo el mundo ríe, bebe, come, juega, baila. Los niños corren libres por el césped o por la playa y nadie está encorsetado ni se siente presionado por las circunstancias.

...No es una boda donde no se respete la Naturaleza. De hecho, os encanta el aire libre, los animales, las plantas, amáis las flores y el aire puro y por todo ello, os ocuparéis de que vuestros invitados lo respeten también.

¿Qué ambientación y tipo de flores elegir?

Ya tienes tu vestido que, muy probablemente será largo, de encaje o de seda y sobre todo vaporoso. Tu cabello ondeará al viento y es posible que hayas elegido una corona de flores para adornarlo y firmar tu look. Ahora bien, ¿qué más detalles sellarán una decoración típicamente boho chic?

Cajas de madera y elementos vintage: no dudes en utiliza cajones, baúles, maletas antiguas...elementos barrocos con aire bohemio que, tanto en el campo como en la playa quedarán muy bien. La música ha de ser acorde al momento hippie chic que vivimos: rememora antiguas canciones de rock de los 60 como las famosas Protest songs y haz que suenen fuerte instrumentos como el banjo o el ukelele.

En cuanto a las flores, no dudes en elegir las más bohemias. Es el caso de las margaritas, las reinas de las bodas hippie chic. Ingenuas, silvestres y salvajes.

Las amapolas, auténticamente libres y de naturaleza campestre, también se han catalogado como flores ideales para bodas bohemias. Su único handicap es que crecen en medio del campo y tendrías que improvisar tu lugar de boda según dónde se encuentren. ¿Te atreves?

Sin duda, los lirios y la lavanda, son dos tipos de flores igualmente bohemias. Los primeros recogidos en un grácil ramo, por ejemplo, y la segunda, no dudes en repartirla en pequeños cubos de latón para decorar las mesas de tus invitados.

¡Con estas ideas seguro que te vas acercando a tu boda bohemia tan especial como inspiradora!


Categorias

tu evento